21 agosto 2012 Cine, Curiosidades

Lindsay Lohan ha vuelto a ofrecer su lado negativo a los medios. La actriz ha sido acusada de robo en una casa de Hollywood Hills y tras ser interrogada por la policía aseguró no tener nada que ver con el asunto. La actriz durmió en la casa la noche del domingo tras haber hecho amistad con varios invitados a la casa. Cuando todos se despertaron el lunes por la mañana el dueño de la casa les comentó que faltaban varias joyas.

La policía llegó al lugar de los hechos e interrogó a todos los presentes incluida Lindsay. La actriz colaboró en todo momento con los agentes pero no pudo dar demasiada información sobre los hechos sucedidos ya que no sabía qué había pasado.

La policía de Los Angeles ha querido dejar claro que Lindsay Lohan no es sospechosa de nada pero sí tenía que ser interrogada ya que estaba presente en el lugar cuando presuntamente se produjo el robo. Su colaboración con los agentes fue muy bien vista por todos y la actriz abandonó el lugar de los hechos sin el menor problema.

La investigación está produciéndose en estos momentos y la policía espera detener al autor del robo en breve. Sí resulta curioso que Lohan, aunque esta vez no sea culpable de nada, tenga esa especie de sensor para detectar dónde va a tener problemas con la justicia. Es más que probable que esta anécdota se sume a su ya de por sí larga lista de escándalos. ¿Qué pensáis?

Síguenos en Twitter

Vía | TMZ

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 agosto 2012
  2. Lindsay Lohan es oficialmente sospechosa del robo de unas joyas 28 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *