19 febrero 2016 Televisión

Kris-Jenner

Que Kanye West tiene un ego más grande que Estados Unidos ya lo sabíamos. Lo que no teníamos tan claro es que Kris Jenner, el cerebro en la sombra del éxito de sus hijas las Kardashian y las Jenner, está comenzando a pensar de yerno lo mismo que el resto de los mortales. Os contamos los detalles.

El equipo de publicistas que gestiona la carrera del cantante está bastante preocupado. Nadie quiere contratarle. Una fuente cercana a este equipo comenta que “sus comentarios en Twitter están fuera de control y Kris Jenner teme que esto esté afectando ya a su familia. Kris quiere que Kanye contrate a alguien que gestione todo el ruido y el drama que produce para que se centre en ser cantante”.

Un famoso publicista neoyorquino ya ha comentado que “nadie nos puede pagar lo suficiente para llevar la carrera de West, es demasiado trabajo”. La demencia de West cada vez es mayor. Tras haber actuado en Saturday Night Live tuvo una crisis, producida por un cambio que ordenó el jefe de iluminación del programa, que se grabó en secreto. En la misma comenta que “soy más influyente que Stanley Kubrick, Picasso, el apóstol Pablo, Picasso y Escobar. Soy más influyente que cualquier ser humano. No me j****”.

Y todo esto por un cambio en el suelo del set donde iba a actuar. De hecho, él había pedido suelo de mármol. “Si voy a cantar como una piedra quiero sentir la piedra. Hizo que su equipo trajera una gran pieza de mármol. Fue ridículo” dice uno de los trabajadores del programa.

Su representante comenta que “no es la primera vez que le han grabado y no le importa. Él sabe cómo crear interés y curiosidad por su persona. Es un artista y lo de Twitter forma parte de su arte”. Ya veremos si Kris no le “aconseja” a Kim que se divorcie y el artista se las ve y se las desea para seguir en el mundo de la música. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *