29 abril 2017 Curiosidades, Televisión

Los planes de las Kardashian para vengarse de Caitlyn Jenner

Mónica Rose era, hasta ahora, la estilista de las Kardashian. Ella ha sido, para bien y para mal, la encargada de vestir de las hermanas más famosas de la tele. El sorpresivo anuncio de que ambas partes no volverán a trabajar juntas ha dejado pensando a buena parte de la prensa rosa.

Y algo pasa con Rose ya que otras clientes como Kendall Jenner y Gigi Hadid han decidido prescindir de los servicios de Rose. El mundo de la moda está intentando encontrar los motivos para esta espantada pero no son capaces de saber si se trata de un complot o de si todo esto se debe a la actitud de la propia Rose.

monica-rose

Otra sorpresa, Rose ha contratado a un abogado para intentar defenderse de los titulares que, a partir de ahora, comenzarán a publicarse. De momento sigue siendo la estilista de Cara Delevingne, Chanel Iman y Chrissy Teigen. Lo que sí se ha filtrado es que Kendall Jenner ha fichado a Marni Senofonte, estilista de Beyoncé, como asesora de imagen.

Rose era la estilista de las Kardashian desde 2007, fecha en la que se encontró a Kim en una boutique de Los Angeles en la que trabajaba. Mónica ha sido considerada por la prensa especializada “la encargada de darle forma a la estética de la generación de las redes sociales”.

Un especialista en moda califica esta ruptura profesional de “locura” ya que “Rose puso a las Kardashian en el mundo de la moda”. Ayer mismo dejaron de seguir a Rose en Instagram todas las hermanas. Se avecina tormenta. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *