19 febrero 2011 Gente, Música, Televisión

La segunda aparición de Justin Bieber en CSI se cerró con final trágico para su personaje Jason McCann. Al igual que el personaje que interpretó Taylor Swift en su momento, también acabó muriendo. Sin embargo, la primera fue una víctima y el segundo era uno de los malos del capítulo. Ya lo escribía en Twitter Bieber: “McCann es un ‘badass'”

¡No continuéis leyendo si queréis ver el capítulo! ¡¡¡SPOILERS!!! El capítulo del pasado jueves en CBS comenzaba con Nick Stokes recibiendo una llamada de McCann que avisaba al forense de que no fuera a su casa. Pero el CSI acudía y escapada de un bomba que estaba situada en su patio delantero. Por lo que, McCann acababa siendo interrogado, pero el permanecía callado.

McCann regresaba a casa con su tutor legal, que más tarde era encontrado muerto con una bomba activada en el cuerpo que deja atrapados a los forenses. Cuando se encuentra rodeado el joven confiesa que es algo personal porque mataron a su hermano, mientras su cómplice se rinde, Jason acaba con varios disparos en el pecho realizados por Nick Stokes. En una primera versión los guionistas hacían que el personaje se quitara la vida, pero luego cambiaron de opinión.

Además de, en el capítulo Targets of Obsession, el jueves por la noche en CBS, a Justin se le pudo ver el domingo en los Grammys y el martes, su éxito Baby fue interpretado en la serie de Fox, Glee.

Vía | THR
Más información | Aceshowbiz

Comentarios

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *