14 mayo 2015 Cine, Curiosidades

Rumores de crisis en el matrimonio de Johnny Depp y Amber Heard

Johnny Depp ha viajado a Australia para protagonizar la quinta entrega de la saga Piratas del Caribe. Lo que no sabía es que sus perros Pistol y Boo tenían que haber sido vacunados antes de viajar. El gobierno australiano ya le ha comentado que o los manda de vuelta a Estados Unidos o tendrán que sacrificarlos. El plazo acaba el sábado.

Barnaby Joyce, ministro de agricultura, acusa al actor de haber llevado, en su jet privado, a los dos yorkshire terriers sin estar vacunados. Tanto Depp como su mujer, Amber Heard, tienen tres días para mandarlos de vuelta a su país en una “excursión” de once mil quinientos kilómetros. De lo contrario habrá que terminar con la vida de los perros.

Joyce tiene razón al comentar que “si les permitimos a los famosos que entren en nuestro país con sus mascotas y sin cumplir las normas ¿Por qué no hacemos lo mismo con todo el mundo?”. Australia tiene una severa norma contra la entrada de animales en el país. Primero hay que pedir un permiso específico y luego dejar en observación a los animales durante diez días.

Todo se descubrió cuando alguien del equipo de Depp llevó a ambos perros, escondidos en un bolso, a una peluquería canina. Ahora se comenta que los perros están en la casa donde vive Depp en cuarentena pero el ministro Joyce ya ha indicado que “seré el responsable de su sacrificio si la situación no cambia. No cre que me inviten al estreno de la película”. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *