25 enero 2010 Cine, Cotilleos, Curiosidades, Declaraciones

article-1245414-07f8f9b4000005dc-924_634×360.jpg

Gwyneth Paltrow sigue viviendo un infierno en su propia casa. Las obras de remodelación no terminan y sus vecinos ya están en pie de guerra porque no aguantan más. La pareja ha comprado 3 casas en la misma calle para crear una especie de mansión. Su pareja, cantante de Coldplay, quiere crear algo muy especial y sus vecinos en Candem están hartos.

Al parecer la pareja ha entrado allí como un elefante en una cacharrería y quieren cambiar tanto la estética del barrio como no respetar las normas urbanísticas. Según algún que otro vecino la tala de árboles y los cambios que pretenden hacer no son posibles aunque, gracias a la fama, están consiguiendo su propósito.

Aparte de terminar con los árboles, en la parte de la calle que abarca su casa, han construído una alta valla metálica para impedir ser vistos desde la calle. Los propios vecinos les recuerdan que no son los únicos famosos que viven allí y que esta actitud sólo les traerá problemas. El inicio de todo fue la compra de la casa principal, ya entonces pensaban en adquirir las dos de al lado.

Esa primera casa era de Kate Winslet y se vendió por 2 millones de libras. La adquisición de las casas colindantes es una realidad y la conexión entre todas, el vallado y todas las infracciones urbanísticas que están comentiendo hacen urgente una intervención por parte del ayuntamiento londinense.

Medio año de obras, paparazzis y demás inconvenientes han podido con la paciencia de los vecinos que ahora han comenzado a destapar todo lo sucedido. Esperemos que con el tiempo se arregle todo y que cumplan con la normativa. El ser famoso no les exime de una serie de obligaciones…¿ o sí?

Vía I Daily Mail

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Gwyneth Paltrow y Chris Martin ponen a la venta su casa en Londres por sus vecinos 1 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *