2 diciembre 2016 Declaraciones, Gente, Reality shows, Televisión

Adara es expulsada de Gran Hermano 17
Una de las grandes favoritas para ganar “Gran Hermano 17” ha sido expulsada, Adara se batió en duelo con Alain y esta vez las votaciones estuvieron casi tan reñidas como en su enfrentamiento contra Clara, pero no tuvo tanta suerte y acabó en plató junto a su amado Pol.

El francés estaba convencido de que el expulsado sería él, pero en lugar de su nombre escuchaba el de Adara que se comportó de un modo sereno y pidió a su compañero que cuidara de Meri. En plató Pol afirmó que su novia era la ganadora del reality show, algo que no tenía a esas alturas sentido, ya que acababa de ser expulsada, y afirmó que las familias del resto de concursantes se habían puesto de acuerdo para echarla.

No le hizo ninguna gracia ver lo que había sucedido entre Pol y Miguel en la casa ni lo que había dicho la madre de catalán sobre ellaAdara salió muy enamorada, pero no le hizo ninguna gracia ver lo que había sucedido entre Pol y Miguel en la casa ni lo que había dicho la madre de catalán sobre ella. Además se mostró avergonzada por las escenas de celos que montó en el reality show. En general en la entrevista se vio a una chica más tranquila y equilibrada, nada que ver con la concursante que estuvo en Guadalix.

Nada más llegar al plató Adara pudo reencontrarse con Bárbara que había participado en el encendido navideño y ambas se mostraron su apoyo incondicional. No supo decirle a Jorge Javier por qué pensaba que había sido expulsada. Además Pol le regaló un anillo para sellar su amor, pero el romanticismo se quedó tocado con las imágenes que tuvo que ver la azafata como el striptease que Pol le dedicó a Miguel y las palabras que la dedicó en la primera parte del concurso.

Además tuvo que ver secuencias en las que se evidenciaba sus celos y ante lo que estaba observando, tuvo que callar y pedir perdón a Pol por el número que le montó cuando afirmó que le había tocado la pierna a Meritxell. Sobre Miguel tiene claro que ha jugado sucio y que es una mala persona; al ver las imágenes de este y su novio confesaba: “Me siento vacilada, que se han reído de mí, no sé…”. “Me arrepiento muchísimo, de corazón. Eres la mujer de mi vida”, le aseguraba Pol.

También le sentó como un jarro de agua fría ver lo que decía la madre de Pol de ella. “No sé qué he hecho para que tu madre piense eso”, se lamentaba en plató. Pol intentó tranquilizarla y le explicó que su madre ha cambiado de opinión sobre ella, que estaba feliz de verles tan enamorados y que le había acompañado a comprar el anillo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *