Una biografía trata a Paul Newman borracho y mujeriego

Una biografía trata a Paul Newman borracho y mujeriego

Escrito por: Sacra    27 abril 2009     Comentario     2 minutos

Ya se estaba haciendo tarde para que el mercado editorial empezara con la especulación de la vida de Paul Newman. A pesar de que sólo hace unos meses de su fallecimiento ya se han puesto en marcha una serie de biografías que hablan de sus glorias y milagros pero, sobre todo, de sus fallos, sean […]

Ya se estaba haciendo tarde para que el mercado editorial empezara con la especulación de la vida de Paul Newman. A pesar de que sólo hace unos meses de su fallecimiento ya se han puesto en marcha una serie de biografías que hablan de sus glorias y milagros pero, sobre todo, de sus fallos, sean verdad o no.

La que se lleva la palma en desmontar el mito de hombre coherente y fiel, es la titulada ‘Paul Newman: una vida’, escrita por Shawn Levy y que nos ofrece la visión de un hombre infiel, mujeriego y alcohólico. Según cuenta el ‘New York Times’, el actor llevaba siempre al cuello un abridor de botellas para beber una cerveza tras otra a la que, más tarde, se sumaba el whisky. En esta actitud fue visto por mucha gente ya que no se escondía para beber. Muchos fueron los que lo vieron bebiendo en el set de rodaje, en las fiestas o en su casa, después de cenar.

En cuanto a la fidelidad de Newman, algo tan inusual en las parejas de Hollywood, también cuenta que le fue infiel a su esposa, Joanne Woodward con la que estuvo casado desde 1958 hasta su muerte en 2008. Al parecer el actor conoció a una periodista durante el rodaje de ‘Dos hombres y un destino’ con la que mantuvo una relación. Según este libro y el ‘New York Times’, esta mujer, cansada del mal comportamiento de Newman se encaró hacia él y le dijo: “Tú siempre estás borracho, ni puedes hacer el amor” y así dio por finalizado su romance.

Pero para terminar de embarrar, todavía más, la figura de uno de los grandes del cine de todos los tiempos, este libro nos habla de la odiosa relación que mantenía con Steve McQueen, siendo eternos rivales. Así como la aversión que mostraba cada vez que le pedían que enseñara sus inigualables ojos azules. Lástima que ya no esté para defenderse.

Vía | Vanitatis


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.