Rechazado el recurso de Lydia Bosch

Rechazado el recurso de Lydia Bosch

Escrito por: dlopez    22 diciembre 2009     4 Comentarios     3 minutos

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de Bosch tras la sentencia absolutoria sobre su ex marido Alberto Marín. Bosch pedía una investigación sobre el caso de abuso de menores con el que logró llevar a Marín a los tribunales. El juez ha dictado sentencia firme y ha optado por el sobreseimiento de la causa.

Pero la pregunta es, ¿qué llevó a Lydia Bosch a denunciar a su marido de abusos sexuales con una menor?, ¿verdaderamente sabía qué tipo de consecuencias iba a traer esta denuncia tanto a su hija como a su ex marido?, ¿buscaba aparecer en los medios o simplemente hundir a su pareja?

La única opción que le queda a Bosch es el Tribunal Constitucional pero el auto del juez deja bien claro que “no resulta ajustado a derecho mantener en la situación jurídica de imputado al denunciado no existiendo indicios de la perpetración de delito, máxime habida cuenta de la repercusión mediática que el caso ha tenido y del descrédito en la buena fama y la honorabilidad que la imputación como el contemplado supone para cualquier persona”.

Los tres jueces del Juzgado de Pozuelo han sido claros en sus sentencias, el forense del caso también deja definitivamente claro que no hay ningún indicio de abuso sexual en la niña. Como resultado tenemos que hasta doce personas han decidido que Marín es totalmente inocente de los cargos que se le imputan. En el caso de que Bosch recurra de nuevo el auto le deja claro que estará “atentando contra los derechos de su ex marido que es totalmente inocente”.

Pero la Audiencia Provincial comenta que “ (…) es obvio que la valoración efectuada por la juez a quo sobre el testimonio de la menor no coincide con la necesariamente interesada valoración que efectúa la parte recurrente. La sala coincide con la juez en que no existen indicios de la perpetración de los delitos denunciados. No sólo porque existen posible moviles espurios en las declaraciones de la menor, dada la situación de conflicto matrimonial en la que ella ha tomado claramente partido por su progenitora, sino porque no existe persistencia en las distintas declaraciones prestadas por aquella, que resultan contradictorias y poco detalladas coincidiendo la Juez a quo, quien en virtud del principio de inmediación, en la exploración de la menor pudo ver con sus propios ojos y oír con sus oídos lo que esta sala no ha visto ni oído, con los peritos adscritos al TSJ de Madrid, en que el relato fue acompañado de una expresión emocional superficial, resultando su relato poco creíble, esto es, no verosímil”.

La pregunta sigue en el aire, ¿por qué Bosch denunció a la persona con la que compartió varios años de su vida?, ¿qué quería exactamente?. La respuesta sólo está en sus manos.

Vía I Vanitatis


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.