Se cumplen 50 años del fallecimiento de Marilyn Monroe

Se cumplen 50 años del fallecimiento de Marilyn Monroe

Escrito por: Elisa    5 agosto 2012     2 Comentarios     1 minuto

Hace 50 años Marilyn Monroe fallecía a los 36 años de edad y hoy sigue siendo un icono de Hollywood.

Hoy se cumple el 50 aniversario de la muerte de la modelo y actriz en Los Ángeles y alrededor del mundo se recuerda la figura de esta bella y atormentada mujer. Marilyn Monroe fallecía a los 36 años, sintiéndose un símbolo sexual, pero con la necesidad de ser respetada por todos, reconocida por su trabajo como actriz y amada.

La chica, que ganaba cinco dólares por su primer trabajo como modelo, dejaba tras su muerte una fortuna de 1,6 millones de euros. Sin embargo, todo acababa un 5 de agosto de 1962, oficialmente a causa de una sobredosis de barbitúricos, aunque las circunstancias nunca han sido totalmente esclarecidas. El suicidio fue la primera hipótesis que tuvo en cuenta la policía, pero nunca pudo ser corroborada.

Una de las cosas que atormentaba a la actriz era su falta de cultura, por esto en su casa se encontraron más de 400 libros, estaba obsesionada con leer y leer para adquirir los conocimientos de los que carecía y por eso, se rodeaba de intelectuales.

A pesar de que todo el mundo recuerda su historia con los Kennedy, su popular affaire John Fitzgerald Kennedy, estuvo casada en tres ocasiones con el escritor James Dougherty (1942-1946); con el popular jugador de beisbol Joe DiMaggio (1954) y con el dramaturgo Arthur Miller (1956-1961).

Fue galardonada con un Globo de Oro como mejor actriz de comedia o musical por la película “Con faldas y a lo loco”. Sin embargo, en su carrera se recuerdan films como Los caballeros las prefieren rubias, Cómo casarse con un millonario, La tentación vive arriba o Bus Stop. Asimismo apareció en el número inaugural de la revista Playboy.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.