2 octubre 2011 Cine, Curiosidades

Russell Brand, marido de Katy Perry, ha vivido uno de los episodios más duros de su vida. Si ya en mayo fue deportado de Japón poco antes del concierto que su mujer dio en la isla del sol naciente, ahora ha sufrido lo mismo en Canadá.

El actor debería haber actuado en el casino de Ontario pero no se le permitió entrar en el país. El pasado ligado al consumo de drogas y los múltiples problemas legales que ha tenido han sido las causas dadas por el gobierno canadiense para impedirle entrar en el país.

En su Twitter posteó el artista que “El show que iba a celebrarse hoy en el Casino Rama ha sido pospuesto. Lo siento. No puedo entrar en Canadá. Deberíamos abolir las fronteras tanto físicas como mentales”.

Más tarde posteó que “¡Socorro!, voy a llegar tarde al show del Casino Rama a no ser que alguien le pida al gobierno canadiense que nos dejen aterrizar en Orillia”.

Cuando terminó de arreglar su situación fue cuando posteó “¿Alguien podría decirme cómo se puede sobornar a los agentes fronterizos. ¿No era el padre de Hitler uno de ellos? Seguro que lo era”.

Lamentable actuación y escándalo el de Brand ya que sabía que no podía entrar en el país. Aceptar una actuación, cobrar el anticipo y ahora intentar culpar al gobierno canadiense no nos parece la mejor manera de comportarse. En fin, tampoco es algo que nos incumba pero el actor debería, cuanto antes, corregir su forma de ser lo antes posible.

Vía | Gossip Cop

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *