4 mayo 2015 Parejas, Televisión

rosie-odonnell

Rosie O’Donnell y su mujer Michelle Rounds siguen a la gresca por la custodia de su hija Dakota de dos años de edad. Rounds quiere forzar a la actriz a someterse a un test que confirmen sus adicciones y así lograr la custodia de la niña. La actriz ya ha comentado que todo es un montaje.

El divorcio entre las susodichas está siendo más complicado de lo que parecía en un principio. Todo parece indicar que ambas acordaron, y así ha sido hasta la fecha, el cincuenta por ciento de la custodia de la niña pero ahora Rounds quiere constatar que la actriz no puede hacerse cargo de la pequeña por su continuo consumo de “alcohol y hierba”.

Si el juez decide dejarlo todo como está será Rounds la que pida que la actriz se someta a un test por sorpresa cada equis tiempo. De dar positivo estaríamos hablando de un cambio en las condiciones hasta ahora cumplidas por ambas partes. Rosie ha indicado que todo esto es “un montaje para sacar dinero”.

La representante de la actriz también ha indicado que “no hablo de los problemas legales de mi clienta” por lo que tampoco podemos saber si O’Donnell aceptará someterse a esos tests, lo que confirmaría que Rounds miente, o si por el contrario se negará a demostrar su presunta inocencia.

Una vez más os pedimos vuestros comentarios al respecto. ¿Pensáis que, de ser ciertas sus afirmaciones, Rounds lleva razón al pedir lo que pide? ¿Es posible que todo sea, como dice O’Donnell, un montaje? Abrimos las líneas de debate.

Vía | TMZ

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *