27 diciembre 2016 Música

raphael

Raphael sigue siendo aquel que cada navidad se nos cuela en casa a través de la televisión. El artista afrontó una entrevista que se fue convirtiendo en un repaso de los momentos más duros de su vida. Os contamos los detalles de una noche que terminó, como no podía ser de otra forma, con mucha música.

El astro de Linares recordó cómo sufrió, cuando vivía en casa de sus padres, un desahucio que los dejó en la calle. Poco a poco fue descubriendo sus cualidades canoras y fue entrando en el mundo de la música, el mismo que le ha convertido en mito y en uno de los artistas más importantes del planeta.

Uno de los puntos clave para entender la renovación personal, y artística, del cantante fue su trasplante de hígado. Él mismo confesó no haber bebido “nunca” y haber tomado las botellitas del minibar de los hoteles con el único objetivo de “dormir bien”. Una cirrosis hepática bastante grave le llevó al médico aunque antes, como suele hacer, estuvo un mes en Valencia representando el musical Dr. Jeckyll y Mr. Hide. Incluso grabó la gala de Navidad, durante la misma Rocío Jurado le indicó que le veía “mala cara”.

El cirujano que le operó reconocía que el estado del cantante era “muy grave y cercano a la muerte“. El trasplante fue superado con éxito y él mismo reconocía que sin Natalia Figueroa nada habría sido posible. Llegó el momento de las anécdotas poco después. La primera vez que Raphael y Bertín se vieron el último de los citados estaba desnudo. Fue en una partida de cartas en casa de su representante.

La videollamada de José Bono, consuegro de Raphael, fue otro de los momentos álgidos de una entrevista intensa y bien realizada. El artista está de promoción de su nuevo disco, Infinitos bailes, y ya prepara una larga gira por el país. Sed vosotros los que opinéis sobre la entrevista y sobre el cantante.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *