12 junio 2014 Curiosidades, Deporte

Petra Ecclestone, cena antes de su boda

Petra Ecclestone es la bella socialité del mundo de la Fórmula 1 que ha intentado siempre llevar con glamour el cargo de ser “hija de”. En principio no debería tener demasiados problemas para pagar una factura pero teniendo en cuenta que el electricista que trabajó en su casa no ha cobrado estamos ante una bandera amarilla que ya veremos si no necesita de safety car.

La joven vive en una gran mansión en Beverly Hills, comprada a Aaron Spelling por 85 millones de dólares, pero acaba de ser demandada por Sun Electric, la empresa de servicios eléctricos que le ilumino la casa, le colocó las cámaras de seguridad y las luces que hacen que su casa luzca como Buckingham Palace una noche cualquiera.

Es cierto que Petra hizo el intento de pagar pero aún hay ciento siete mil dólares en el aire y la situación económica, por muy electricista de famoso que se sea, no está para tirar nada. Teniendo en cuenta que la joven tiene una fortuna valorada en tres mil millones de dólares parece que estamos hablando de un chiste o de una broma pesada.

Es más, si tenemos en cuenta la fortuna que se gasta Petra cada vez que sale por la noche, el pago del electricista debería ser una prioridad y no algo para olvidar. Sed vosotros, como siempre os pedimos, los que opinéis a este respecto. ¿Bandera negra o safety car para Petra? ¿Le retrasamos diez puestos en la parrilla de las famosas?

Vía | TMZ

Imagen | Gtres
Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *