5 marzo 2016 Declaraciones

oj_simpson

El caso de O.J. Simpson ha provocado que ríos de tinta se escribiesen sobre lo sucedido en 1994. Desde entonces el galeno del mal ha sido considerado tanto víctima del sistema como verdugo de Nicole Brown Simpson y Ron Goldman. Una nueva prueba podría confirmar su culpabilidad.

El doctor Irwin Golden, forense del caso, ha comentado que las heridas mortales de necesidad de los arriba indicados pudieron ser producidas por el cuchillo que encontraron enterrado en casa del médico. Nicole falleció de una puñalada en el cuello y Golden tenía una herida de unas cuatro pulgadas lo que encaja con las cinco de la hoja del cuchillo.

Para la policía de Los Angeles nunca hubo dudas de que Simpson usó un cuchillo. Un obrero de la construcción encontró el cuchillo, enterrado en la casa del antedicho, en 2002. Este trabajador le dio el objeto a un policía de la ciudad que jamás lo presentó como prueba ya que se lo guardó en su caja de herramientas. El policía comenta que él hizo constar esta entrega a sus superiores pero no mostraron interés alguno.

El forense Golden ha confirmado que el cuchillo tuvo que ser robusto. Un experto en cuchillos confirma que en el 94 los cuchillos eran hechos en acero. La semana que viene comienzan las pruebas de ADN y de los posibles restos orgánicos y huellas que podría haber en el objeto. Seguiremos informando. Esperamos vuestros comentarios al respecto de la noticia que os acabamos de comentar. Abrimos las líneas de debate.

Vía | TMZ

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *