3 octubre 2016 Reality shows, Televisión

miguelgh17-claragh17

Miguel y Adara son, al cincuenta por ciento, el ojo del huracán que está convirtiendo la casa de Gran Hermano en una casa de locos. El gallego comentaba que su padre está internado en un psiquiátrico mientras sentía las dudas de su amiga Clara hacia su persona. Adara por su parte sigue viviendo en el mar de los celos por la actitud del antedicho.

El de Pontevedra narraba la circunstancia de su progenitor y el resto de concursantes aprovechaba la coyuntura para comentar en voz alta los peores momentos de su vida. Clara, que había escuchado los abucheos a Miguel en la última gala, le preguntaba si le había criticado por detrás. El gallego decía la verdad al comentar que esto nunca había pasado y que podía estar tranquila en ese sentido.

Clara también es protagonista accidental, gracias a los comentarios de Adara, de un triángulo amoroso completado por Fernando y su novia Susana. Esta última comentaba en una red social lo siguiente, “No agrada a ninguna pareja ver cómo su novio tiene un trato tan cercano con otra persona. Pero Fernando no ha hecho nada malo. Clara no es su perfil de chica, para nada. A él le gustan las chicas muy femeninas, muy finas, como yo. Yo lo que no sé es lo que siente Clara”.

Adara por su parte sigue a la suya pidiendo en el confesionario “que dejen de sobarse” Pol y Miguel. Con un “me van a volver loca” y en pleno ataque de histeria confirmaba sus problemas de celos. Sed vosotros los que comentéis esta noticia y el devenir de estos últimos acontecimientos en la casa de GH17.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *