22 enero 2017 Cine

El sexo oral causó el cáncer de garganta de Michael Douglas

La marea de estadounidenses que se está manifestando contra Donald Trump parece seguir obviando que si ganó las elecciones es porque obtuvo más votos que su rival. El resto de cuestiones se podrá discutir pero, según Michael Douglas, quizás haya que darle “una oportunidad” a alguien que no es, precisamente, “un idiota”.

Douglas comenta que “conozco personalmente al presidente. He pasado tiempo con él, he jugado al golf con él, mi esposa Catherine y yo nacimos el mismo día y hemos pasado mucho tiempo en fiestas cumpleaños con Trump”.

“Siempre le he considerado un tipo encantador y que tiene un sentido del humor muy crítico consigo mismo. Algo que aprendes cuando juegas al golf es a no hablar de política o de religión. Creo que tendremos que esperar. No es ningún idiota y tengo curiosidad por ver cómo evoluciona todo”.

Douglas, que apoyó a Hillary Clinton, comenta que está preocupado por la elección de Andy Puzder como secretario y de Scott Pruitt como el director de la agencia de protección del medio ambiente. El actor, que tiene una casa en Bermuda, ha declarado que el cambio climático es una realidad preocupante que él vive en primera persona en este inmueble.

“Tenemos dos piscinas de agua salada. Cuando sube la marea entra en las piscinas. Hay parte de la playa que ya se ha perdido. El nivel del mar ha aumentado mucho en esa zona” sentencia. Sed vosotros los que valoréis estas declaraciones de un actor que parece estar preocupado, aunque con cierta confianza, por el futuro de país.

Vía | Celebitchy

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *