9 junio 2016 Cine, Parejas

La Policía no encontró pruebas de maltrato físico en el caso de Amber Heard

Amber Heard sigue buscando aliados para confirmar que no miente al indicar que Johnny Depp le propinó malos tratos. La fotógrafa Tillett Wright ha optado por redactar un post en un blog personal en el que deja bien claro que ella fue “testigo” de uno de los ataques del actor a la que todavía es su mujer.

“Los primeros signos de violencia comenzaron cuando él le dio una patada mientras viajaban en un avión privado, después se pasó a un puñetazo ocasional y terminó, en diciembre, con una paliza de la que yo misma le desperté cuando vi que tenía la almohada llena de sangre. Vi como tenía el labio reventado y los mechones de pelo en el suelo. Llamé por teléfono a emergencias inmediatamente, recuerdo sus gritos y sus llantos. Una mujer tan fuerte era todo sollozos”.

Wright también recuerda que fue huésped de la casa de invitados de la pareja y vio cómo “ella estaba temblando y llorando, él se lanzó para darle un cabezazo en la cara. Nada de lo que hiciera justifica que él le arrastrase escaleras arriba por el pelo, que le pegara en la parte posterior de la cabeza, que la estrangulara hasta casi matarla que se liara a darle cabezazos en la nariz hasta que estuvo a punto de rompérsela”.

“Llamé yo al 911 porque ella nunca habría llamado. Ella siempre pensó que así le protegía. Siempre venía disculpándose y pidiendo perdón, jurando que sabía que estaba mal lo que había hecho y prometiendo que nunca lo volvería a hacer. Ella siempre pensó que iba a cambiar. Comprendo que esté rota de dolor. Él ha sido amigo mío y una persona a la que quise mucho. De hecho decía que era mi hermano, siempre pensé que era amable, con una parte oscura, pero con un corazón de oro. No quería creerme lo que me decía hasta que lo vi”.

Wright también comenta que “el ciclo de los malos tratos se perpetúa cada vez que una persona comenta o publica que la víctima se ha pegado a sí misma en lugar de informar de lo que tienen delante. La cultura de culpar a las víctimas significa proteger a los maltratadores y darles alas en su habitual forma de evitar problemas”.

“Cada vez que una mujer quiere romper este ciclo se encuentra con que se le tacha de que solo va por el dinero o bien que es una mujer infiel o que se lo ha inventado todo para ser el centro de atención”. También comenta que llegó a su propio límite cuando “estaba hablando con ella y escuché a Depp decirle que le iba a tirar del pelo de nuevo. Ella me pidió ayuda y decidí llamar a la policía, no quería seguir siendo parte del abuso o de los que justifican a este tipo de personas. Cuando alguien le pega a su pareja la palabra “amor” ya no forma parte de la ecuación”. Sed vosotros los que valoréis tan duras declaraciones.

Vía | Page Six

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *