11 junio 2016 Televisión

maribel-jesusquintero

Ni la presunta bohemia con coches que cuestan una fortuna en el garaje, ni la pedantería, ni los silencios pueden salvar ya la imagen pública de Jesús Quintero. Maribel, una de las personas de confianza del antedicho, declaraba ayer en Sálvame haber sentido “miedo” mientras estaba a sus órdenes.

La susodicha califica al periodista de “prepotente tremendo” y recuerda cómo “rompía mesas y no pagaba a los empleados”. Tras comenzar indicando que en un ataque de ira rompió una mesa de mármol indicó que “se creía Dios por lo que veía, por cómo mandaba, no era un cascabel pero un prepotente tremendo“. Prosiguió indicando que no le llamó la atención la noticia de los problemas económicos de Quintero.

“Su productora El Silencio se la embargaron y les doy la razón, no por mí, a los que dicen que es malpagador. A otros compañeros, a camareros, proveedores…etc. no les pagó”. También comentaba que “el programa que él quería hacer no lo hizo porque la cadena tuvo que cambiar de productora”.

Recordó que su relación laboral con el de San Juan del Puerto (Huelva) “terminé dos veces, trabajé desde 1999 a 2000 y se terminó lo contratado con esa productora. Podría haber terminado mucho antes por otra serie de razones y fui yo la que dije que no trabajaba más porque no me llegaba el aire al pecho, se me quedaba en la garganta”.

“He pasado miedo, especialmente el día que rompió la mesa. Antes hubo otras cosas más”. Como solemos hacer, tratamos de informar de todos los puntos de vista del mismo caso para que todas las partes tengan voz en nuestra web. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *