17 enero 2009 Curiosidades

1099447356_3486.jpg

Después de la carta abierta que el presidente electo Obama dedico a sus hijas explicándoles el nuevo cambio al cual se verán sometidas. Se ha sabido que su hija Sasha de siete años antes de que su padre ganaras las elecciones, ella ya comento que le encantaría vivir en la Casa Blanca.

Y apenas a tres días de la toma de posesión como Presidente toda la opinión pública se cierne con expectación ante la nueva era Obama o la primera First Family negra de la historia.

Ellos ya son conscientes de todo el cambio que se les avecina, que todo lo que hagan y digan y donde vayan va a ser punto con valor simbólico y cultural y será seguido con fascinación.

Son una familia que transmiten el verdadero valor familiar y será la primera vez desde que Amy Carter vivió en la Casa Blanca, que dos niñas corretearan por las dependencias dándoles de nuevo un aire fresco en la residencia presidencial.

Los Obama seguirán con sus vidas de la manera más normal que puedan. Sus hijas son su mundo y para ello seguirán haciendo sus camas como siempre y por el momento seguirán con su paga de un dólar semanal. Continuaran acostándose a las 20:30 menos cuando tengan sus fiestas del pijama con sus amigas. Y de momento no sabemos cual sera el perro que su padre les prometió.

Michelle Obama tiene un presupuesto para cambiar la decoración, elegirá la porcelana oficial para los banquetes y se encargara de las funciones como Primera Dama y Obama ha cambiado el escritorio de la Ofician Oval.

Y por supuesto para seguir con su vida familiar dentro de lo que han venido haciendo hasta ahora. Cenaran casi siempre juntos la familia y es algo excepcional en la historia de la presidencia.

Con lo cual visto la preocupación que tenia Obama con la adaptación de sus hijas en la Casa Blanca, si sigue la temática que el tiene pensado. La vida de estas dos pequeñas será más llevadera.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *