9 enero 2013 Deporte, Parejas, Televisión

kim-kardashian

Kim Kardashian está embarazada y lo que podría ser una grata noticia se ha convertido en un verdadero calvario para la televisiva modelo. Tanto es así que su complicada situación sentimental le ha provocado varios quebraderos de cabeza.

Kim sigue casada con Kris Humphries y será madre del hijo de su novio aun estando casada con el citado. Semejante tesitura ha provocado que Kim haya declarado que si bien no quiere casarse con Kayne West, tampoco va a permitir que Humphries se beneficie de esta noticia.

Según informa TMZ, “Kim está harta de un proceso de divorcio que dura más de año y medio y está deseando separarse para siempre de Humphries”. Hasta la fecha se confirma que Kim no defraudó, en el sentido más crematístico, a Kris cuando se casaron.

Los familiares de Kris y Kim han optado por intentar quitarles de la cabeza la idea de seguir adelante con el divorcio por la vía legal y mejor sería firmar un acuerdo. Lo malo es que Kim sabe que sus abogados van a cobrarle muchísimo y sabiendo que Humphries va a ser el posible “perdedor” pues seguirá hasta el final para que sea su todavía marido el que abone las costas del juicio.

El juicio será el mes que viene y se espera que un día se llegue a un acuerdo. Los abogados de Humphries quieren alargar la situación para intentar usar los programas de Kim como prueba de un posible “fraude” entre ambos. Nos gustaría conocer vuestra opinión a este respecto.

Síguenos en Twitter.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *