24 septiembre 2016 Televisión

Jose-Fernando-Ortega

Decía Dylan que los tiempos están cambiando y ayer en Sálvame pudimos comprobarlo. Tras haber masacrado vilmente a José Fernando Ortega, a Michu y hasta a Ortega Cano, ayer los colaboradores del programa se convirtieron en los directos herederos de Santa Teresa de Calcuta al retransmitir en directo, creando audiencia = dinero, la recogida por parte de sus tíos de José Fernando.

El joven estaba por Legazpi hecho unos zorros y alguien le dio el aviso a Kike Calleja. Cual Miguel de la Quadra Salcedo, que en paz descanse, se recorrió el antedicho todo el barrio buscando al joven para primero llamar a su hermana Gloria Camila y después “intentar hablar con él”. O lo que es lo mismo, si estaba “perjudicado” vamos a exprimir el limón a ver qué sale.

El joven estaba con dos señoras en un bar y llegaron sus tíos, Aniceto y Paco, a recogerle. Todo esto fue retransmitido en directo en un espectáculo de vergüenza ajena para Sálvame ya que si tanto velan por el chaval, lo lógico habría sido informar y punto. Pero claro, después llegó la guinda del pastel. Valdeperas comentaba que “tenemos imágenes de José Fernando anteriores a las emitidas pero no las vamos a emitir porque no aportan nada nuevo”. Jamás se vio tanta bondad.

Hasta que llegó el Deluxe y Saúl Ortiz informaba de lo que había sucedido. De nuevo grabado por los buitres que rodeaban el coche donde viajaba el antedicho, el joven se bajaba del coche y se iba a un VIPS. Una vez dentro cogió dos cuchillos y amenazó a los cámaras. Finalmente la policía pudo reconducir la situación.

Lo peor del caso es que cierta persona estaba “malita” y a este chaval lo han masacrado por sus adicciones que cuando las tenía una amiga del programa era “una enfermedad”. Las dos varas de medir se verán en cuanto tienten a Michu o a cualquiera del entorno de José Fernando para que se siente a largar de la vida privada del susodicho. Polémico tema del que nos gustaría conocer vuestra opinión.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *