14 diciembre 2016 Televisión

jesustomillero

Jesús Tomillero pasó a ser un personaje conocido en todo el país tras los insultos homófobos que recibiera cuando arbitraba un partido de fútbol. Ahora es participante de la Sálvame Fashion Week y todo parece indicar que se convertirá en uno de los elementos más importantes del antedicho formato televisivo.

A pesar de haber llamado “chulo” a Kiko Matamoros antes de entrar en el programa, ahora el joven ha optado por la senda del llanto para intentar ganar adeptos. Durante la mañana de ayer se dedicó a disfrutar de la nieve junto al resto de concursantes aunque, al parecer, es Rafa Mora el que le hace tilín.

A tanto llega este nuevo sentimiento que por la tarde, por supuesto en directo, comenzó a llorar sin consuelo alguno porque le había sido “desleal” a su novio por lo arriba indicado.“Me va a dejar, no quiero que me deje, es mi pilar” comentaba entre sollozos.

Este es un buen ejemplo para conocer de primera mano cómo se están comportando los concursantes en un programa en el que todos parecen estar más por la labor de montar el escándalo que por luchar por las dos sillas que, no nos engañemos, ya tienen nombre y apellidos.

Sed vosotros, una vez más, los que comentéis, si a bien lo tenéis, esta noticia sobre uno de los concursantes más sonados de un formato televisivo que ya veremos cómo evoluciona. Esperamos vuestras opiniones y vaticinios sobre el devenir del programa. Abrimos las líneas de debate.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *