19 marzo 2016 Curiosidades, Deporte

hulk-hogan

En octubre de 2012 Hulk Hogan fue el triste protagonista de un vídeo para adultos que le grabaron, en 2007, sin su conocimiento. Una amiga de su mujer quiso cazar al luchador y así lo hizo. El minuto y medio que se filtró en internet le ha costado a Gawker, encargada de subir el material, la cantidad que ahora os detallamos.

Heather Clem, de 38 años de edad en el momento de la grabación, engañó a Hogan y le grabó un vídeo en el que mantenían relaciones. A pesar de que el metraje total de tan espeluznante documento es de treinta minutos, sólo se subió a internet un minuto y medio que dejó en evidencia al deportista que, por aquel entonces, estaba felizmente casado.

Pues bien, cuatro años de litigio le han servido a Hogan para ganar el juicio e incluso quince millones de dólares más de los que pedía originalmente. En su demanda solicitaba una indemnización de cien millones de dólares. Un jurado popular ha fijado en ciento quince millones de dólares la cantidad que recibirá Hogan.

Lo más curioso del caso es que si bien podemos llegar a entender que se le paguen al luchador sesenta millones de dólares por daños morales y de su imagen pública, no nos entra demasiado en la cabeza que cincuenta y cinco millones de dólares sean para pagar el lucro cesante y los daños económicos que ha tenido Hogan por culpa del vídeo.

O lo que es lo mismo, parece que han hecho una estimación de lo que podría haber ganado Hogan si él mismo hubiera puesto el vídeo en circulación. Algo inaudito que nos parece digno de resaltar. Y lo de los daños morales casi que tampoco lo logramos entender. Es curioso que en el vídeo Hogan, antes de entrar en materia, comente que lo del divorcio de su mujer sólo son “rumores” porque su relación “va bien”. Sed vosotros los que valoréis la decisión del jurado popular y la noticia que os acabamos de comentar.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *