15 junio 2014 Cine, Curiosidades

Harrison Ford y Calista FlockhartHace unos días os comentábamos que Harrison Ford había sufrido una rotura de tobillo en el rodaje del episodio VII de la saga Star Wars. Ahora debemos comentaros que no se trata sólo de esa rotura, al parecer el actor también se dañó la pelvis y es posible que tenga algún daño interno. Los trabajadores de la película reclaman más seguridad y Calista Flockhart ya está junto al actor para cuidarle.

Al actor se le sometió a una radiografía de tórax en el John Radcliffe Hospital de Oxford al que fue trasladado de urgencia tras haberse desprendido una de las puertas del Halcón Milenario. Un testigo presencial indica que “todo el mundo parecía más tranquilo al comprobar que la puerta no le golpeó en la cabeza”.

El resto de actores de la película debería haber seguido adelante con el rodaje pero todos se han levantado en armas contra la productora. Exigen una mayor seguridad en el set de rodaje y quieren saber el alcance de las lesiones de Ford que permanece en el hospital sin que el diagnóstico informe de todo lo que le sucede.

Calista Flockhart ya está en Inglaterra junto al actor que observa como sus compañeros han pedido que todo “se compruebe tres veces” antes de seguir rodando. Esperemos que Disney tenga en cuenta estas peticiones y que el rodaje siga adelante tal y como estaba previsto. Quizás algo más de claridad a la hora de informar del estado de salud de Ford habría sido la mejor forma de parar todos estos rumores.

Vía | Radar

Síguenos en Twitter

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *