4 marzo 2016 Gente, Música

Se hacen públicos sorprendentes datos de la autopsia de Bobbi Kristina Brown

Un informe revela datos sorprendentes sobre el estado de Bobbi Kristina Brown tras estar varios meses en coma. La oficina del forense del condado de Fulton revelaba que presentaba depresiones en su cráneo y contusiones -denominadas “equimosis”, un término médico para referirse a la coloración azulada de la piel- en sus brazos y muslos, además de docenas de cicatrices “bien curadas en la cabeza y en el cuello, torso y extremidades”.

La hija de Whitney Houston pesaba 95 libras, algo más de 43 kilos, y se la considera desnutrida en el informe. Sin embargo, cuando se busca cuál fue la causa de la muerte de la joven aparece como “no determinada” porque “las circunstancias bajo las que entró la señorita Brown en la bañera son desconocidas. Si su muerte fue intencionada o accidental es algo que no se conoce”, revela el documento médico.

Como revelaba People, según el informe toxicológico, en su cuerpo se encontraron marihuana, alcohol, una sustancia relacionada con la cocaína, medicamentos sedantes y ansiolíticos y morfina. Sin embargo, el examen de la oficina del forense de Atlanta no indica si la morfina estaba presente como resultado del consumo de heroína.

El padre Bobbi Kristina, Bobby Brown, respondía a esta noticia esta mañana. “Lo primero y lo más importante de todo es que Bobbi Kristina hoy cumpliría 23 años“, decía el cantante. “Krissy vivirá siempre en mi corazón y en mi alma. Quiero a mi niña”, añadía. Continuaba: “Para las agencias de noticias que han buscado y obtenido el informe de la autopsia de mi hija, antes de que se haya hecho justicia por su muerte es alucinante. Por favor, rezad por mi familia”.

Vía | People
Foto | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *