1 marzo 2016 Cine, Televisión

Susan Sarandon va a ser abuela

La impresionante Eva Amurri ha salido a la palestra para justificar el despido de la niñera de su hija. Con una frase bastante explícita deja bien claro el motivo de la antedicha decisión. Os contamos los detalles de una noticia que ha causado algún que otro comentario en Estados Unidos.

Al ser el segundo despido de una niñera en el último mes, Amurri ha querido aclarar que “quería fastidiar la mente de mi marido”. Al parecer, Eva encontró en el móvil de su esposo, el comentarista deportivo Kyle Martino, un provocativo mensaje enviado por la ahora despedida. Lo más curioso es que el mensaje no iba dirigido a él sino que era una especie de juego mental. Concretamente decía “Dios mío chica, ¿te he comentado lo atractivo que es mi jefe. Me encantaría f***** con él pero creo que no le gustan las chicas latinas con quilos de más y sitios donde agarrar”.

Martino esperó una disculpa de la niñera que nunca llegó. Amurri comenta que “fue un “error” pero también demasiado extraño porque él apenas ha estado cerca de ella desde que entró a trabajar en mi casa. Él pensó que era algo para no tomárselo demasiado en serio pero por otra parte se puso a pensar que iba a ser complicado hablar del tema con ella”.

Martino optó por irse a desayunar con su hija, de un año y medio de edad, y al volver los acontecimientos dieron un giro bastante curioso. Amurri narra que “Kyle estaba a punto de entrar en casa cuando vio a la niñera mirando a través de las cortinas de nuestro dormitorio. Cuando escuché esto la adolescente que creció en Brooklyn renació en mí y comencé a quitarme los pendientes ya que las manos empezaron a picarme. Me volví loca aunque pude, a duras penas, controlarme para no pegarle”.

Martino, pensando que “esta chica estaba loca”, activó una aplicación en su teléfono móvil para grabar su voz. Así evitaría que versiones distintas del mismo hecho florecieran en una más que previsible demanda. La niñera le saludó y “con un tono sensual” le dijo: “te estaba buscando”.

Según Eva, la niñera estaba “oliendo la ropa interior de mi marido” y cuando el antedicho le preguntó sobre el mensaje de texto recibido la ahora despedida aclaró que “estaba de charla con una amiga, no pretendía hacer daño alguno”. Martino le dio su cheque correspondiente y le despidió.

“No fue un error, si lo hubiera sido se habría sentido humillada y habría intentado corregir lo que hizo. Ese texto se mandó para probar a mi marido y para intentar tener algo con él cuando estuvieran solos” concluye Eva. Sed vosotros los que comentéis esta noticia. ¿Qué habríais hecho de estar en el lugar de Eva Amurri? Abrimos las líneas de debate.

Vía | Daily Mail

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *