24 marzo 2011 Declaraciones, Música

conrad-murray.jpg

Buenas noticias para los seguidores del desaparecido Michael Jackson, ya que después de tanto tiempo, comienza el juicio contra el doctor Conrad Murray, acusado de homicidio involuntario por la muerte del rey del pop.

Será un juzgado popular en Los Angeles el encargado de juzgar al que fuera el doctor personal del cantante, casi dos años después del fallecimiento, el doctor Murray se sentará en el banquillo, como único acusado, por su presunta responsabilidad en el repentino final de la vida de Jackson.

El pasado mes de enero, Murray ya se presentó en los tribunales para responder oficialmente a los cargos que pesan en su contra el, un mero trámite previo a la apertura del juicio que, según la defensa, podría durar dos meses.

Después de interrogar durante todo este tiempo a los testigos, se ha llegado a la conclusión, que Jackson padecía una adicción a un potente anestésico de nombre ‘propofol’ que utilizaba frecuentemente como somnífero. Era el propio Murray el encargado de suministrarle el fármaco de uso exclusivo de hospitales y bajo prescripción médica, pero el cantante era tal la adición que tenía, que llegó incluso a suplicarle al doctor su dosis.

El día de la muerte del cantante, el 25 de junio de 2009, Murray trató de evitar que Jackson usara propofol y antes de la dosis letal le administró varios calmantes para que se durmiera, pero sin éxito.

Por lo tanto la fiscalía lo que argumenta es que Murray, inyectó a Jackson propofol y durante las horas previas a su muerte desatendió a su paciente dedicándose a hablar por teléfono. Cuando regresó y se encontró al artista inerte, tardó casi 25 minutos en alertar a los servicios de emergencia y después ocultó a los sanitarios que la había suministrado el analgésico, así como tampoco le realizó una reanimación cardiopulmonar.

Sin embargo el médico, mantiene en su defensa que Michael Jackson se suicidó y ahí está el gran juicio porque a ver quien se cree esa afirmación.

Vía | 20Minutos

Comentarios

3 comentarios
  • Pedro Pou

    Nadie mató a Michael Jackson. Sencillamente se suicidó; quiso salir de un mundo como este, lleno de tanta maldad, de tantas calumnias; tantas demandas con mentiras para robarle su dinero ganado honradamente.

    El mismo se aplicó una sobredosis de Propofol con el objetivo claro de salir de esta vida y liberarse de tantos problemas.

    Por tanto, el doctor Conrad Murray no tiene nada que ver con la decisión muy personal de Michael Jackson por querer irse de este mundo. Al que sí habría que juzgar y meter preso es al propio padre de Michael Jackson, Joe Jackson, por haber explotado salvajemente a su propio hijo.

    Y aquellos que le hicieron esas demandas falsas de abuso infantil, también pagarán muy caro esa maldad; el dinero que le robaron con mentiras y calumnias… que sepan que tendrán que pagarlo muy caro ante Dios; que sepan que si existe realmente un infierno, ya su conciencia los comenzó a señalar como los próximos que irán hacia allá, a disfrutar de toda la candela que bien se merecen. Ese es el deseo de todos los que quisimos y admirábamos a Michael Jackson.

    La noticia que lo hizo decidir su trágico final fue la muerte de su intima amiga Farah Fawcett. Esa noticia fue el último detonante que lo llevó a quitarse la vida. No vamos a debatir si fue un error haber tomado esa decisión.

    El demostró con esa decisión que era dueño de su vida y que podía salir de este miserable mundo cuando le diera la gana.
    Es duro decirlo pero cada quien hace con su vida lo que más le conviene, y nadie puede evitarlo. Podemos interrumpir nuestra vida cuando sintamos que la carga se torna insoportable. Cuando alguien se siente agobiado, deprimido, tal como el se sintió, la posibilidad de suicidarse surge como una opción casi segura.

    Cualquiera de nosotros posiblemente hubiera hecho lo mismo, si hubiésemos tenido tantas frustraciones como las que él vivió.

    Realmente cuando las cosas se ponen tan difíciles es bueno saber y reconocer que no estamos obligados a soportar tantas cosas funestas, porque hay una salida que resuelve nuestros problemas de una vez por todas. Tenemos derecho a la vida, pero también gozamos del derecho de abandonar este mundo cuando nos dé la gana, y nadie puede impedírnoslo; ni los hijos, ni nuestra pareja, ni el pastor, ni los tribunales.

    Michael Jackson amaba la vida, pero las cosas se salieron de control; las cosas no funcionaron como él hubiera deseado. Había fuerzas malignas amenazando con mancharle su honor, con ensuciarle su reputación, con quitarle su tranquilidad como ser humano.

    ¿Era el suicidio la única salida a sus problemas? Quizás pudo haber resuelto su situación retirándose en secreto a algún país para escapar y evadir la molestia de tanta gente perversa. También pudo haber fingido su muerte ocultándose. Pero ¿Cuánto tiempo estaría escondido hasta que alguien lo descubriera?

    ¡Michael Jackson! ¡Que Dios eleve tu alma hacia el infinito, donde quiera que estés en el espacio, por todo el éxito que alcanzaste aquí en la Tierra!!!

  • evelyn collado lopez

    cuantas iditeses ,el no se suicido ,lo mato el medico descuidado o pagado por algun ganster de la musica ,pero el queria seguir viviendo el era amor ,paz ,se le veia en sus ensayos el deceo de seuir que tenia .y le cortaron las alas a esa perosan tan bella que fue michael jackson.Dios vendiga a catherin jackson por haber parido a ese gran hombre y ser humano que fue michael jackson .te amo mi rey de corazones ,,te amo m j

  • Jonathan

    Michael no se matoo!! :'( fue el imbecil del Doctor, ojala tenga una muerte lenta i dolorozaaaa.
    maldita sea la hora en la que le dieron la cedula para ejercer tal profesion.!!!
    F U C K U Murray!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *