22 septiembre 2010 Curiosidades, Música

aretha-franklin-picture.jpg

Eddie Franklin, hijo de la inmensa Aretha Franklin, ha recibido una brutal paliza tras parar a repostar en una gasolinera de Detroit. Sin mediar palabra y presuntamente sin motivo alguno, tres individuos se acercaron a Eddie, de 52 años, para propinarle una paliza que le mandó directamente al hospital. La conmoción en la ciudad del motor sigue siendo bastante considerable.

Según testigos presenciales uno de los asaltantes era de raza negra y otro era una chica con pelo corto. La policía ha abierto una investigación pero no ha querido hacer más declaraciones sobre tan triste suceso. Es probable que en breve se detenga a los culpables.

La paliza provocó que Eddie tuviera que ser operado de las distintas fracturas que sufrió. El citado ha colaborado en varios discos con su madre y se dedica a la música gospel desde hace años. Envuelto en algún que otro asunto turbio los rumores no han tardado en dispararse.

En 2002 salió ardiendo misteriosamente la casa donde vivía y donde se almacenaba muchísimo material que su madre iba a donar, semanas después, a una fundación de caracter benéfico. El juicio aclaró que Eddie era inocente pero desde entonces se han ido sucediendo sucesos parecidos que quizás terminen de esta abrupta manera. Esperemos que se reponga de sus lesiones a la mayor brevedad.

Vía | Ksdk

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *