4 octubre 2011 Cine, Curiosidades, Declaraciones, Televisión

Brooke Mueller, exmujer de Charlie Sheen, ha pasado por varias clínicas de rehabilitación pero la última en la que ha estado, The Canyon (Malibu), acaba de ser denunciada por haber vendido, supuestamente, información confidencial de la actriz.

La citada entró en la clínica en febrero de 2010 para pedir ayuda justo en el peor momento de su relación con Charlie Sheen. Los malos tratos eran continuados y Mueller optó por refugiarse en la susodicha clínica. A los pocos días de su ingreso todos los medios sabían por qué ella estaba allí e incluso se publicaron detalles de sus adicciones por lo que Mueller dedujo que el personal de la clínica era culpable de lo sucedido.

TMZ confirma que ese informe llegó a la redacción y que el mismo era una copia del ingreso de Mueller. La web nunca lo publicó pero sí le consta que otras revistas y medios sí lo hicieron.

Mueller piensa que la publicación de ese documento es un acto delictivo y ha denunciado a los trabajadores del centro por daños y perjuicios y por violación de su privacidad. De momento se ignora la cifra que pide como indemnización.

Lo que sí queda claro es que desde febrero de 2010 la clínica no ha emitido ningún tipo de comunicado al respecto. Tras haberle comentado TMZ lo sucedido a la dirección, ésta se limitó a decir que iban a abrir una investigación interna que, al parecer, todavía no ha terminado. En las próximas semanas se terminará de aclarar lo sucedido y seréis los primeros en saberlo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 octubre 2011
  2. Amanda Bynes cambia de centro de rehabilitación 30 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *