4 enero 2017 Declaraciones, Parejas

Los detalles de la inesperada boda de Álvaro Muñoz Escassi y la empresaria venezolana Raquel Bernal son mostrados en exclusiva esta semana por la revista ¡Hola!. La pareja cerró el año casándose en Punta Cana en una ceremonia distinta donde los invitados fueron convocados por los novios a una gran fiesta blanca el 28 de diciembre sin saber que se trataba de algo más.

Fueron ochenta íntimos los que acudieron a la ceremonia entre los que se encontraban los hijos de Álvaro, su expareja y madre de su hijo, Lara Dibildos, el jinete Luis Astolfi y el periodista José Oneto. “Era mejor así porque si se lo cuento no se lo hubieran creído. Y encima siendo 28 de diciembre, Día de los Inocentes, pues imagínate”, cuenta Escassi a la revista y revela que su ex estaba muy contenta.

En lugar de blanco, la novia escogió un vestido en tono azul cielo de Zuhair Murad. Hubo además dos padrinos y sobre esto, Escassi comenta: “Tenían que ser dominicanos y, por parte de mi mujer, fue un amigo íntimo, Leopoldo Castillo, y, por mi parte, la persona más buena de Dominicana y parte del mundo, Rafael Contreras”. Los hijos del novio, Anna Barrachina y Álvaro, fruto de su relación con Lara Dibildos, actuaron en la ceremonia como testigos igual que Lara y Luis Astolfi.

Cuando llegó la hora del baile, la pareja sustituyó el tradicional vals por salsa, merengue y bachata con la que comenzó una fiesta con música en directo y actuaciones de artistas locales. Tan bien se lo pasaron que ¡Hola! revela que se olvidaron de cortar la tarta. El jinete declara en la entrevista que quieren tener hijos.

Vía | ¡Hola!

Comentarios

2 comentarios
  • amalia

    La reina del robo a los venezolanos , devuelve el dinero a los venezolanos , tú y tus socios ALEJANDRO ANDRADE Y LEONARDO GONZALEZ , muy pronto verán la justicia jajajajajajaja

  • Tropical

    si tienes razón el karma hará que pagué todo lo que ella junto Alejandro Andrade y su pandilla robaron a Venezuela , al soltero de oro le veo haviendo visitas conyugales pero en la carcel de Nueva York que es donde esta gentuza ha de terminar .

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *