19 marzo 2016 Declaraciones, Gente, Televisión

Belén Esteban sometida al seguimiento de un detective

Ayer en Sálvame deluxe, Kiko Hernández desvelaba que Belén Esteban estaba siendo objeto de un seguimiento e investigación por parte de un detective privado desde mediados de febrero. El colaborador se enteraba de la noticia porque el informe de los movimientos de la de San Blas estaba en venta, ya que según parece quien lo había encargado, no lo había pagado. El nombre de esta persona no se decía en ningún momento, pero se daba a entender que podría ser el mayor enemigo de la princesa del pueblo en estos momentos.

La aludida respondía por teléfono y también lo hacía en Sálvame deluxe. Comentaba que no tiene ningún temor por el seguimiento porque su vida desde hace unos años es muy normal. Apuntaba que es “sumamente feliz con su pareja”, que lleva un día a día muy tranquilo y que no necesita poner detectives privados porque tiene la verdad.

La de San Blas se resignaba a ser investigada por ser un personaje público, pero Kiko Hernández daba a entender que parte de su entorno también estaría sometido a un seguimiento. Belén Esteban ponía un nombre sobre la mesa: Miguel Marcos, su novio del que volvía a reiterar que es una persona anónima y a pesar de lo que ocurría en el pasado, aseguraba confíar en él al cien por cien.

Según Kiko Hernández, la persona que tiene en su poder este trabajo estaría negociando para venderla al mejor postor, así que aunque al principio, afirmó que podría hacerse con parte de ella, en el deluxe la cosa se complicaba, a no ser que el programa compre este material que no parece amenazar la felicidad de Belén Esteban cuyo único punto negro es un contencioso con Toño Sanchís a quien acusa de una supuesta estafa y de fraude en la gestión de sus contratos laborales.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *