6 octubre 2011 Cine, Curiosidades, Declaraciones, Parejas, Televisión

Partiendo de la base de que ninguna infidelidad tiene justificación posible, la de Ashton Kutcher está causando estragos en la prensa americana por los motivos más diversos. Us Weekly publica esta semana que las adicciones de Moore podrían haber sido el motivo.

Todo comenzó en el Hard Rock Hotel de San Diego. En una suite de 2.500 dólares, más concretamente en su jacuzzi, se consumó el acto según la propia Sara Leal. Moore estaba en otro lugar del país promocionando la película Project 5.

La noche comenzó para Kutcher en el Fluxx nightclub bebiendo vodkas con tónica. Ya allí, según un testigo, comentó que “ninguna chica está tan buena como para hacerlo en el jacuzzi conmigo”. Dudamos de esta información pero nos limitamos a transcribir lo que dice la revista.

Kutcher le dijo a Leal y a su amiga que estaba separado de Demi pero que la opinión pública aún no lo sabía. Testigos presenciales, que al parecer estuvieron en la suite de Kutcher, comentan que “No tardaron ni cinco minutos en meterse en el jacuzzi y empezar a hacerlo”.

Moore parece demasiado callada y solitaria. Recordamos que en ocasiones anteriores, cuando a Kutcher se le relacionó con una serie de mujeres, también se mantuvo el silencio. La pérdida de peso de Demi podría suponer que la actriz ha vuelto a caer en ciertos hábitos y eso habría sido la excusa para Kutcher. Es decir, mi mujer está mal y yo celebro el sexto aniversario de nuestra boda con una chica en un jacuzzi. Leal está negociando para contarlo todo y sacar las fotos. Esperemos que Moore se pronuncie en breve.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *