31 agosto 2016 Televisión

aramisfuster

Aramis Fuster ha querido comentar el choteo al que fue sometida por parte de Paz Padilla en Sálvame. Ayer Kiko Hernández, que no responde a los artículos escritos sobre su persona en El Mundo y tampoco dice nada cuando pierde un juicio, se vistió de la antedicha para hacer una parodia de juzgado de guardia.

Fuster indicaba, desde la residencia en la que está ingresada, que “No quiero saber nada de ‘Sálvame’ ni de los colaboradores”. Tras ser invitada por Matamoros a que se sometiera al polígrafo Deluxe ella respondió que no “porque eso vale mucho dinero”. Así las cosas, el programa siguió destrozando a la susodicha de la siguiente forma.

“Una profesional sanitaria” de La Paz ha declarado que Fuster se movía con normalidad por el citado hospital y que hablaba con todo el mundo comentando que le iban a llamar de Telecinco en breve. Lo que más nos llama la atención es el diagnóstico de la profesional, digno de López Iborg, “tiene un problema, está loca”.

Ahora le ha tocado a Fuster que, todo hay que decirlo, aparecerá en la nueva temporada de First Dates con su imagen habitual. Ya veremos en qué termina todo esto pero sobre todo queremos incidir en que no parece demasiado lógico que los que más tienen que callar se hayan convertido en los jueces de la moral de este país. Sed vosotros los que comentéis esta noticia ya que, por la cuenta que nos trae, preferimos optar por ponerle el punto final a este sainete.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *