17 mayo 2016 Música

Alanis Morissette

Alanis Morrissette ha tenido que demandar a Jonathan Schwartz, su manager, por estafa. La demanda reclama la friolera de cuatro millones setecientos mil dólares al antedicho por los motivos y circunstancias que os vamos a intentar detallar a continuación.

La demanda también afecta a la empresa GSO Business Management. Al parecer, el susodicho usó este dinero para llevar una vida por encima de sus posibilidades. Schwartz también fue el encargado de gestionar los negocios de Beyonce y Mariah Carey. Según la demanda, Alanis se vio obligada a contratar a otro representante en 2016. Este fue el que descubrió lo sucedido con anterioridad y el que determinó el paradero del dinero de la cantante.

Schwartz indica que Alanis le dejó ese dinero para que pudiera invertir en el negocio de la marihuana. En la demanda queda bien claro que la artista jamás le ha ordenado nada semejante a Schwartz. Sí queda claro en el texto que el antedicho robó ese dinero para vivir como un rey. Unas vacaciones en Bora Bora por las que pagó cincuenta mil dólares o una deuda de setenta y cinco mil en un casino de Las Bahamas confirman las sospechas de Morrissette.

Ni en la citada empresa quieren oír hablar de Schwartz, de hecho están esperando un documento que les permita despedirle. GSO ya ha declarado que este sujeto actuó “por cuenta propia” y “sin el consentimiento” de la empresa. Esperamos vuestros comentarios sobre esta noticia. Abrimos las líneas de debate para que así lo hagáis.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *