30 abril 2014 Parejas, Televisión

rosa_benito

Rosa Benito dejó ayer una nueva miga en el camino de Pulgarcito que lleva a la más que probable reconciliación con Amador Mohedano. Si el tufo a montaje siempre ha sobrevolado a la pareja, lo de ayer casi confirma los peores temores de periodistas como Mila Ximénez y colaboradores como Kiko Matamoros.

Amador comentaba el otro día desde Honduras que era “un hombre enamorado de su exmujer” a la que echa “muchísimo de menos”.“Estoy pisando la tierra que ella estuvo pisando en su momento y son muchos recuerdos”, igualmente recordaba actitudes cariñosas como “que me coja de la mano, que me dé un beso, un achuchón…”.

La alicantina no dudó en reconocer que estas palabras le habían “emocionado” e incluso defendió la sinceridad de Mohedano, “eso no se puede evitar, se ve que no podía hablar”. Benito considera que su marido está haciendo “un llamamiento” para que ella sepa que sigue siendo la dueña de su corazón.

Tras el pitorreo de los citados colaboradores del programa, “la boda cuando vuelva de Honduras” llegaron a declarar, Rosa recordó que no había podido disfrutar del concurso primero por Antonio Tejado y luego por Amador. “No he ido ni a una gala, a lo mejor por estar Amador no puedo pisar otra vez ni Playa Uva y el otro día lo pensaba, digo ‘habiendo ganado eso no lo puedo revivir”.

Rosa incluso comentó que no haría una llamada a Amador sino que prefiere ir directamente para verle. Imaginamos que, de seguir la audiencia en las mismas, éste será el as en la manga de Telecinco para salvar los muebles. Esperamos vuestros comentarios.

Vía | Telecinco

Síguenos en Twitter

Comentarios

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *