27 octubre 2011 Curiosidades, Música

La muerte de Amy Winehouse, las peregrinaciones a su casa, las reacciones de sus amistades, sus fans, su disco póstumo y varias imágenes más no podrán ser olvidadas durante mucho tiempo. Ahora, meses después de su fallecimiento, se acaba de conocer el resultado de la autopsia.

Amy quintuplicaba la cantidad de alcohol habitual según ha informado un forense que ha seguido de cerca la autopsia a la joven artista. El rumor de que la cantante había ingerido grandes cantidades de alcohol se confirma para su desgracia. Un desgraciado accidente que provocó el coma y la parada respiratoria de Amy.

Denominamos accidente a lo ocurrido porque Amy llevaba 3 semanas sin beber, al ingerir tal cantidad de alcohol su organismo no pudo admitirla y la muerte no tardó en llamar a su puerta. Amy no se drogó pero sí llegó a beberse hasta 3 botellas de vodka.

El pasado 23 de julio falleció la artista y ya entonces su familia publicó un comunicado en el que venían a comentar que “Sabemos que no hay drogas en su cuerpo pero sí alcohol. Llevaba semanas sin beber pero no ha podido ganarle la batalla al alcohol”.

En futuros posts seguiremos comentando en profundidad más detalles sobre las últimas horas de vida de Amy Winehouse. No hacemos esto por hundir más a la artista, más bien todo lo contrario. Nos gustaría ponerla como ejemplo a no seguir y quedarnos sólo con su música aunque sabemos que ahora se le respeta, no es complicado encontrar artículos que la masacraban sin piedad en la prensa del hígado. Seguiremos informando.

Vía | Gossip Cop

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *