19 julio 2016 Cine

winona1

Wynona Rider ha optado por comentar cómo le gusta envejecer y cómo la cirugía estética está cambiando la forma de entender la belleza de las mujeres. La actriz también resalta su opinión sobre la monogamia, las redes sociales y varios temas más que os pasamos a comentar.

En la entrevista, concedida a The Edit, indica de la fama que “socialmente lo pasé mal en el colegio, era tímida y tenía una imagen distinta. En séptimo me tuvieron que dar clase en casa. Cuando se estrenó Beetlejuice pensé que me ayudaría pero entonces la gente me llamaba bruja. Cuando tienes un gran amigo suele salvarte de estos problemas y a mí me salvó”.

De Jodie Foster recuerda que “en mi primer apartamento en Los Angeles Jodie Foster vivía en el piso de arriba. Hacíamos la colada juntas. Ella es muy inteligente y me dijo que nunca hiciera cosas que otros me dijeran que debería hacer. ‘Tienes que sentirte conectada a lo que vas a hacer’. Llevaba razón”.

De llevar una vida real comenta que “es interesante, puedes pasar buenas o malas rachas pero si trabajas la gente te ve de una determinada manera. Estaba trabajando mucho en los años noventa y necesitaba bajar el ritmo. Es muy importante tener una vida fuera de la industria para que la gente te vea como a una persona normal. Desaparecí del mapa desde el año dos mil. Conseguí hacer lo que me gustaba aunque no fuera ante las miradas de todo el mundo”.

De envejecer resalta que “Me encanta envejecer. Creo que tiene que ver con haber sido siempre la niña en el plató. Es interesante porque hoy en día la cirugía estética es tan normal como la higiene corporal. La gente me sigue diciendo ‘Deberías hacerte esto o aquello’ y siempre les digo que no. He esperado mucho tiempo para ser mayor”.

De la monogamia piensa que “soy monógama en serie. Estuve soltera por un tiempo y de pronto no sabía cómo tener una cita. Cuando tenía quince años había un chico que me gustaba y salimos. Pensé que eso significaría que era mi novio. Mi madre me lo explicó. Sobre el tema de casarme pues prefería no haberlo hecho para divorciarme después. No pasa nada con el divorcio pero cuando tus padres siguen locamente enamorados durante cuarenta y cinco años el listón está demasiado alto. Estoy muy feliz con mi pareja y llevo cierto tiempo con él”.

De las redes sociales indica que “no me gustan, no tengo perfiles. Soy muy reservada y no me puedo imaginar qué podría compartir con el resto del mundo. No me hago ni selfies. Acabo de aprender a qué botón le tengo que dar para cambiar la pantalla. Creo que las redes sociales son algo peligrosas en términos de obsesión. Es importante mirar hacia delante”. Esperamos vuestros comentarios al respecto de estas opiniones expresadas por la actriz.

Vía | The Edit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *