19 marzo 2011 Declaraciones, Música

whitney-houston.jpg

No hay ninguna que para la cantante Whitney Houston ha sido lo peor que ha podido ver de una hija. Las imágenes en las cuales su propia hija Boobi Kristina de 17 años fruto de su matrimonio con Bobby Brown esnifaba cocaína y encima declaraba que era igual que su madre.

Por lo tanto la cantante quiere tomar cartas en el asunto, ya que por desgracia, ella sabe lo que significa tener problemas con la droga y pelear por ellas así como su ex Bobby Brown, padre de ‘Krissi‘, que también tiene un historial lleno de problemas con las drogas y la Justicia. Por ello quiere tomar cartas en el asunto.

Evidentemente la joven Boobi lo niega por completo y no quiere ver que está enganchada a la cocaína y es lo que le ha hecho pensar a la cantante, que su hija realmente tiene un problema grave con el consumo de drogas.

Por ello Whitney ha cancelado la celebración del cumpleaños de su hija, que cumple 18 años y el coche que iba a regalarle por su mayoría de edad, lo ha devuelto y así podrá centrarse más en la salud de su hija.

Mientras tanto su hija se ha dedicado en su perfil de Twitter a desacreditar a todo aquel que ha publicado todo lo relacionado con sus coqueteos con las drogas: “Me gustaría decir que NO estoy yendo a rehabilitación, estoy perfectamente y sana y no soy adicta a nada, excepto a la vida”, escribió recientemente.

O por ejemplo, Krissi asegura que no es una adicta y que simplemente lo hacía para divertirse.

Vía | 20Minutos

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *