14 octubre 2011 Curiosidades, Música

Whitney Houston ha dejado las drogas pero todo parece indicar que su estado mental deja mucho que desear. El último escándalo lo ha provocado en un avión de Delta Airlines cuando se negó a abrocharse el cinturón de seguridad y amenazó a las azafatas.

El pasado miércoles por la tarde la cantante cogió un avión en Atlanta y tras sentarse en su asiento correspondiente se le indicó que se abrochara el cinturón de seguridad. La artista se negó y “comportándose como una diva” amenazó al personal del avión.

Hasta que no llegó un miembro de la tripulación y le recordó que si no se ponía el cinturón tendría que bajarse del avión inmediatamente no se calmó. Aun así, la cantante no se puso el cinturón sino que obligó a ese tripulante a que se lo ajustara.

Otro viajero informa de que “El problema venía porque Whitney había perdido un vuelo con anterioridad y parecía bastante cabreada por ese motivo. Está sobria y limpia de drogas pero tuvo esta reacción. Se dirigía a Detroit para comenzar a filmar su nueva película y salvando este incidente el resto del vuelo fue tranquilo”.

Ahora es cuestión de que vosotros decidáis si Whitney ha perdido el rumbo, si es correcta su actuación, si pensáis que logrará volver a ser la que fue o si, en general, Houston se ha convertido en una inagotable fuente de problemas para la mayoría de las personas que le rodean. En vuestros comentarios esperamos encontrar la clave que nos descifre todo este misterio.

Vía |TMZ

Comentarios

1 comentario
  • Cuando nos enteramos de la situacion muy negativa en la que se encontraba Whitney Houston oramos mucho por su recuperacion.

    Esta situacion actual puede ser como dice solo una “cabreada” del momento, esperemos verla radiante como siempre lo ha sido.

    Esperemos ver al mundo como lo queremos ver para nuestros hijos y nietos, perfecto, puro y limpio.

    nelson guizzo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *