15 junio 2014 Declaraciones, Gente, Televisión

Tamara Falcó, muy emocionada en su paso por Hay una cosa que te quiero decirTamara Falcó se convertía en cómplice de la historia de superación de una niña guineana que consiguió sobrevivir a su nacimiento con tan solo cuatro meses y medio de gestación. Además, recibe una emotiva sorpresa de Bety, una de sus empleadas y explicaba a Jordi González que su vocación es el matrimonio y que quiere ser madre, aunque ahora mismo afirmaba que no tiene pareja.

La hija de Isabel Preysler era testigo de la historia de superación de Milagrosa, una niña guineana que consiguió sobrevivir a un nacimiento con tan solo cuatro meses y medio de gestación. En el hospital fue testigo directo del sufrimiento de la familia y de las ganas de vivir de la niña. Su abuela ha querido sorprenderla llevando al programa a Tamara para que esta le mandase un mensaje de apoyo. “Ver tu lucha me llena de esperanza, gracias por haber aceptado la invitación”, asegura entre lágrimas de emoción. La adolescente solo tuvo palabras de elogio para ella: “Ella es buena, amable, simple y divertida”.

Después, Tamara era la sorprendida por Bety, una de sus empleadas domésticas. “Me he quedado sin palabras y eso no me suele pasar. Es una mujer supervaliente y me ha cuidado mucho”, explicaba Falcó al escuchar las palabras de agradecimiento de esta.

Tengo muchos deseos de ser madre, Creo que ahora mismo mi vocación es el matrimonio”, explicaba a Jordi González. “Ahora mismo no estoy con nadie”, confesaba la chica que se define como “romántica y práctica”.

También comentaba su vocación religiosa y aseguraba que siempre intenta llevar un vaporizador de agua bendita en el bolso por lo que pueda pasar. “Cuando no rezo el Rosario me siento más débil”, aseguraba al presentador.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Telecinco

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *