12 diciembre 2009 Cotilleos, Curiosidades, Declaraciones, Televisión

griso.jpg

Susana Griso, la que fuera compañera de Matías Prats en los informativos de Antena 3, ha conseguido con su programa ir ascendiendo en la escalera hacia el éxito. El reto de hacer Espejo Público cada día y enfrentarse a Ana Rosa Quintana ha ido convirtiéndose en una sana lucha por la audiencia.

Desde un principio se intentó que ambos programas fueran distintos. Ofrecer más de lo mismo habría dado como resultado que la audiencia siguiera viendo a la Quintana. Espejo Público se ha ido haciendo un hueco entre los espectadores algo más exigentes.

Y aunque Griso ha comentado que ambos programas pelean en distintas competiciones no es así. El aumento en la audiencia del programa de Antena 3 ha sido espectacular. Quizás el cambio de imagen de su presentadora y la inclusión de una tertulia de corazón han sido los elementos necesarios para ese vuelco en la audiencia.

El truco parece ser que el espectador no ve en Susana a una mera presentadora más o menos guapa, en el subsconsciente sigue la imagen de una periodista seria que afronta los temas con seriedad. A partir de ahí da lo mismo lo que comente en su programa, ella parece estar al margen.

Mientras tanto el programa de Quintana tiene su pico de audiencia diario cuando hay algún escándalo en Gran Hermano. El resto del programa va un poco a la deriva y la audiencia se ha cansado ya del mismo esquema que se repite una y otra vez.

Para resumir, ver a Ana Rosa parece convertirnos en personas menos “inteligentes” que si vemos a la Griso. Quizás estemos viendo sólo el positivo y el negativo de la misma foto. Aún así, a ambas les deseamos que sigan con esta bonita lucha por ofrecerle al público siempre lo mejor.

Vía I El confidencial

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *