26 octubre 2011 Curiosidades, Música

Steven Tyler se ha caracterizado siempre por vivir la vida peligrosamente y también por no ser, precisamente, un dechado de virtudes. La ingesta masiva de alcohol y drogas le ha servido para convertirse en un icono de lo que no debería hacerse. La casi desintegración del grupo en el que canta no se produjo y ahora, que parecía vivir una segunda etapa con su banda, se cae en la ducha y se parte varios dientes.

Su caída provocó que se cancelara el concierto de Aerosmith en Paraguay previsto para ayer aunque se celebrará hoy. El cantante fue llevado al hospital de inmediato y no sólo presenta la rotura en varias piezas dentales sino varios daños en la cara.

TMZ informa de que Tyler ha expuesto los motivos del accidente. En principio cree que se trata de una intoxicación tras haber comido algo.

La intoxicación, y sus consecuencias, habrían provocado la deshidratación del cantante y la misma la pérdida de conciencia de Tyler y su caída en la ducha. El management de Aerosmith ha logrado que el concierto se celebre hoy y Tyler ha comentado que le pide perdón a los fans por cualquier tipo de problema que haya podido causarles.

Tyler parece estar más centrado en dar la nota que en cantar bien. Sus idas y venidas siempre han sido carne de la prensa rosa. Esperemos que cambie de una vez por todas y que sólo hablemos de sus éxitos comerciales y no tanto de sus petardazos continuos allí donde se presenta.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *