11 marzo 2010 Curiosidades, Declaraciones, Política

roy-ashburn.jpg

Paradojas que tiene el destino y bien pudiera ser que Holywood elaborara con el tiempo un guión y rodar una película sobre el caso. El político republicano y más conservador Roy Ashburn azote del colectivo gay y el más repulsivo hacia ellos resulta que es gay.

A sus 55 años divorciado y padre de cuatro hijos se ha opuesto radicalmente durante más de catorce años a cualquier mejora para el colectivo gay aunque sus ‘hazañas’ más conocidas y renombradas fue la oposición total y en contra de los matrimonios entre homosexuales y, se negó a que el 22 de mayo fuera un día conmemorativo para el colectivo en honor al activista gay asesinado en 1978, Harvey Milk.

Claro que si ha salido del armario fue porque el pasado miércoles fue detenido por conducir bebido a la salida de un club gay cerca del Capitolio de Sacramento en California y ante una evidencia así no le ha quedado otra que reconocer lo que el abogaba en contra al caérsele la careta.

Su escueta frase ‘Soy gay’ en un programa más presionado por la presentadora y las pruebas evidénciales, las justificó diciendo que “Estas son las palabras que han sido tan difíciles para mí durante tanto tiempo. Pero soy gay. Es algo personal y… creía con mi corazón que ser gay no afectaba, no afectaría mi trabajo. Con mis acciones, he hecho pública mi vida personal”.

El senador Ashburn ha dado el campanazo con creces, no por lo que realmente ha reconocido que es, más bien por el amplio historial como prototipo de político antigay y conservador que tiene, siempre dispuesto a frenar cualquier iniciativa de la comunidad homosexual de EE UU.

Y es que, nada es lo que parece y de ellos tenemos innumerables pruebas aunque me muero por las ganas de saber las reacciones del colectivo gay ante la salida del armario del máximo homófobo, ya que con las que ha dado, son insuficientes, aunque ha quedado en tela de juicio su doble moral así como su máxima hipocresía. ¿Cambiará ahora su manera de actuar?.

Vía | El Pais

Comentarios

1 comentario
  • HardLove

    ¡Pero que embusteros son estos políticos! si es gay, ¿por qué se metió en un partido conservador que iba en contra de sus propios sentimientos?, ¿qué pasa, es que si él no puede ser feliz como gay y pasear su amor por las calles los demás tampoco tienen derecho a hacerlo? ¡pero que asco de gente! ¿cómo se atreven a presumir de desarrollo y de pecar de liberales cuando ellos mismos entre sí se pisotean los hue….?.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *