8 marzo 2010 Cine, Curiosidades

5600f660-8aa1-45ff-a824-35d69053f930-big.jpg

Sandra Bullock no sólo es una de las actrices más taquilleras sino una de las que tiene mejor humor ante la prensa y los medios en general. El pasado sábado acudió a la gala de los Razzies para recoger su premio “A la peor actriz en 2009” por All about Steve.

El buen humor derrochado por la Bullock no es demasiado normal en Hollywood ya que mientras que la mayoría de profesionales del cine esperan la gala de los Oscars, ninguno tiene “tiempo” para acudir al teatro donde se otorgan los Razzies. Bullock sabía que iba a ser premiada y acudió como si tal cosa.

Una vez en el estrado tuvo a bien comentarle a los presentes que lo bueno sería que todos vieran la película y que opinasen si es, o no, la peor actriz del año pasado. Si no era así prometió devolver el premio en la gala del año próximo.

En declaraciones a la prensa comentó que “Intento dar siempre el 100% en lo que hago, a veces sale bien y otras no. De todas formas, tener el Razzie es un honor para mí, prefiero las críticas a la palmadita en la espalda. La gala de los premios es muy familiar para mí y me encanta”.

Desde 2005, cuando Halle Berry acudió a recoger el suyo, no había ido ninguna actriz a hacer gala de su buen humor. Bullock ha demostrado que para ser una estrella no basta con pasearse por la alfombra roja, a veces hay que bajar a ras de suelo para conocer de primera mano cómo ve la gente tu trabajo.

Vía I Razzies

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *