4 abril 2017 Cine

Roman-Polanski

El director de cine Roman Polanski pretendía volver a Estados Unidos alegando un acuerdo con la justicia. Un juez le acaba de recordar su situación legal. El magistrado le ha indicado que ni hay acuerdo, ni el delito de violación de una niña de trece años ha prescrito.

Scott M. Gordon no ha querido comentar si Polanski será sentenciado si regresara a su país tras cuarenta años de destierro. Lo que sí ha dejado claro es que el cineasta es un fugitivo de la justicia estadounidense y que en cuanto ponga un pie en su país será detenido y juzgado.

El juez comenta en su escrito que “no hay una base legal que nos lleve a reconsiderar esta situación”. Polanski fue acusado, en 1977, de seis delitos entre los que se encontraba el juego con una niña de trece años a la que le dio una botella de champán y una botella de cava. Posteriormente la violó.

Roman Polanski, Self Assignment, June 2009

Roman fue considerado culpable por haber tenido relaciones con un menor pero antes de recibir la sentencia se fue a Los Angeles a su exilio en Europa. De momento ha pasado por Francia, Suiza y Polonia. La víctima ha comentado en varias ocasiones que perdona al director y que considera que el caso debería archivarse.

Él considera que el juez que llevó su caso, ya fallecido, sugirió que tras los cuarenta y dos días de cárcel que cumplió ya estaba todo solucionado. De hecho, muchos jueces le dan la razón de ahí que haya intentado volver a su país.

Sed vosotros, como siempre os pedimos, los que comentéis esta noticia que sigue siendo tal desde hace cuarenta años.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *