12 agosto 2012 Música, Parejas

Rihanna ha tenido un gran éxito internacional y no vamos aquí a juzgar si merecido o no. Lo que nos sigue poniendo la piel de gallina es que siga pensando que su verdugo, Chris Brown, es una bellísima persona y que comente, en el programa de Oprah, que “al romper con él perdí a mi mejor amigo”.

Antes de entrar en materia nos centramos en la opinión de Hollywood Gossip sobre Oprah a la que le recuerdan que “las bajas audiencias de su programa han provocado que ahora haga este tipo de preguntas e incluso sonríe al escuchar semejante respuesta”.

Estamos de acuerdo con nuestros compañeros de la citada web. Oprah siempre fue una defensora de los derechos de las mujeres y que sonría ante semejante declaración nos da vergüenza ajena. Lo más curioso es que Winfrey optó por seguir ese camino y el resultado fue incluso peor.

Cuando lo dejamos me sentía hundida, quizás yo había sido culpable, me sentía oscura y deprimida”. Winfrey comentó, off the record, que “me ha sorprendido mucho Rihanna, pensaba que era una mujer más fuerte y es muy sensible”.

La pregunta del millón es, ¿nadie le va a decir a la cantante que debería visitar a un profesional para que le analizara y le recordara que el único culpable de los malos tratos físicos es el que los ejecuta? Esperamos vuestra opinión a este respecto y sobre todo nos gustaría saber también qué haríais en esta situación en la que se encuentra la cantante.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *