12 marzo 2010 Cine, Curiosidades

Renee Zellweger

Renee Zellweger siempre ha tenido fama de ser buena persona. Casi todos los periodistas del mundo reconocen no sólo su valía profesional sino también su forma de ser, totalmente alejada de otras “leyendas” del cine que piensan que el público debe agradecerles su existencia.

La anécdota que hoy os contamos es uno de los mejores ejemplos para confirmar lo que hemos expuesto. El pasado miércoles Renee Zellweger acudió a un centro comercial en Santa Monica, California. Mientras que hacía unas compras se olvidó de ir introduciendo monedas en el parquímetro para evitar ser multada.

Un paparazzi que estaba en el centro comercial se dio cuenta del problema y estuvo comprando tickets de parking para evitar que la multasen. Cuando la actriz salió el fotógrafo se marchó pero una persona le indicó todo lo que había hecho el paparrazi durante la tarde.

Renee lo localizó, le dio la mano y le dijo: “Espera un momento”, a renglón seguido entró de nuevo en el centro comercial. Cuando salió le dió al fotógrafo una tarjeta de regalo para Starbucks por valor de 100 dólares – lo que véis en la foto inferior-.

El fotógrafo no sale de su asombro al comprobar, en primera persona, lo buena gente que es Renee. Nos encanta dar este tipo de noticias y de nuevo aprovechamos la ocasión para pedir que otras “artistas” se bajen del burro un poco cuando dan una rueda de prensa en España. Más que nada porque si los periodistas no estuvieran allí nadie sabría que han hecho una película y sin esta información los fracasos de taquilla terminarían con sus huesos en la larguísima cola del paro.

renee.jpg

Vía I Hollywoodrag
Foto | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *