7 junio 2016 Cine

Renee Zellweger pasa de los comentarios sobre su imagen

Renée Zellweger saltó a la fama gracias a su interpretación en El diario de Bridget Jones. Tras algún tiempo perdida, y una reaparición con una imagen que dio mucho de qué hablar, ahora vuelve a los medios para comentar por qué se ha exiliado de Hollywood.

Cuando dejó de interpretar papeles para la gran pantalla comenta que “era anónima de nuevo, pude tener intercambios de todo tipo a un nivel humano, podía ser vista y escuchada y no ser prejuzgada por la imagen que tiene todo el mundo de mí cuando entro en algún lugar. No puedes contar historias sin haberlas vivido”.

La actriz, que protagoniza la portada de la edición anglosajona de Vogue, comenta que su irreconocible rostro de octubre de 2014 fue el resultado de “vivir una vida más completa, diferente y feliz” aunque todos los medios afirmaron que la actriz se había sometido a una operación de estética.

Zellweger protagonizó veinte películas entre el año dos mil y el dos mil diez, “terminé cansada de mi propia voz, era hora de dejarlo todo y de crecer un poco”. De su regreso como Bridget Jones comenta que “gané peso, me puse pechos postizos y una barriga postiza. El personaje tiene un peso normal y nunca he entendido por qué eso es importante. Ningún actor habría sido sometido a semejante escrutinio si hubiera hecho lo mismo para hacer un papel”. Sed vosotros los que valoréis las palabras de una actriz que parece querer volver a ser la que fue.

Vía | Page Six

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *