23 junio 2016 Música

Detalles sobre la muerte de Prince, a los 57 años

Cuando Prince falleció no tardaron demasiado en ir apareciendo primos, hermanos, hermanastros, hijos secretos, similares y conexos para ver cuánto dinero se podían llevar. Uno de estos hijos secretos ya está fuera de esta carrera por el oro. Un test de ADN ha revelado su mentira.

Carlin Q. Williams, actualmente en prisión, declaró en su momento ser el hijo secreto del cantante lo que permitiría haber cobrado la herencia del cantante. Cuando los encargados de gestionar el patrimonio del músico accedieron a que se le hiciera la prueba de ADN que él mismo pidió, siguió adelante con su cinismo para que se descubriera, ayer mismo, que las similitudes entre sendas cadenas de ADN es de un cero por ciento.

Tras este primer descartado, que ya veremos si no termina afrontando cargos por intento de estafa, llegaron varios más que siguen pidiendo lo mismo que el anterior. El resto, viendo el paño, presenta certificados de nacimiento que, según ellos, ratifica su versión. La fábula que contó Williams ponía a Prince como un joven de dieciocho años que dejó embarazada a su madre en 1976.

Bremer Trust son los encargados de gestionar el legado del cantante. El banco necesita dividir la herencia entre las partes que confirmen, tras el correspondiente test de ADN, que son familiares del artista. Hasta entonces no podrán cobrar ni un céntimo. Esperamos vuestros comentarios al respecto de esta noticia y de cómo pensáis que evolucionará el reparto de la herencia de Prince, el astro de la música.

Vía | Gossip Cop

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *